martes, 31 de marzo de 2009

Reloaded

(Iba a durar sin blog, lo que un caramelo a la puerta del colegio...)

En anteriores ediciones, como soy muy veleta y no terminaba de encontrar mi identidad, pasé ya por dos intentos previos: "Voy a la calle Wallaby 42, Sidney" y "El Gato de Cheshire". Sí, parecidos como un huevo y una castaña, lo sé.

En "El Gato de Cheshire" empecé a encontrarme un poco más cómoda, me reí mucho escribiendo sobre mis momentos "Nomechillesquenoteveo", pero me entró pánico escénico (Mucho...)

Bromas aparte, la realidad es que quería seguir una línea más o menos... homogénea, pero en su momento me pareció que era demasiado desorganizado y que no lo estaba consiguiendo (una que es maniática...).

El resultado de la reflexión: opino que todos en mayor o menor medida somos complejos (modestia aparte), y por lo tanto escribir de un solo tema (en mi caso, la sordera...) para algunos puede ser limitante, o poco inspirador. Y por último, si bien considero la sordera como una parte muy importante de mi vida, no la considero ni mucho menos definitiva.

El objetivo era y sigue siendo hablar sobre ello en lo posible, en clave de humor, para ofrecer otra vista del tema tanto para los que conocen y para los que no, porque para cosas serias tenemos el Google a la vuelta de la esquina. Y otro objetivo (the last but not the least) es escribir para mi disfrute. Suena egoísta, pero creo que se persevera más así. Así que uno de vosotros se puede encontrar cualquier cosa por aquí; se admiten sugerencias.

No obstante, recuperaré algunos de los textos del viejo blog (TV y subtítulos, teléfono... si alguno del fondo recuerda alguno en especial, se recuperan igualmente...)

Tengo pendiente el cambio del nick... dejo en el aire una propuesta (también cualquier idea es bienvenida):



Próximamente... la historia del nombre del blog "Tú habla que yo te escucho"