jueves, 23 de abril de 2009

Los teléfonos los carga el diablo

Pues sí. Y no precisamente por las ondas electromagnéticas.

Curiosamente, Bell inventó el aparato de mis pesadillas para ayudar a los sordos. Cada vez que cojo el teléfono, que ya son menos las veces, temo una versión de las empanadillas de Móstoles a la manera sorda.


Yo me estoy quedando cada vez más teniente (¡¡¡Abuelaaaaa!!!), asi que si no queda más remedio echo mano de algún alma caritativa que haga la llamada por mí.

Otras veces... no hay más pelotas que llamar. Y que sea lo que Dió quiera.

Una conversación cualquiera:

¡¡¡Ring, ring!!!
Atenta al cliente-Bnnnos días "importante empresa de envíos urgentes" bsssgamé...

Biónica-Buenos días, mire, hay un envío que estoy esperando que....

Atenta al cliente-¿Llakdjfoiens uerius kajsdla? ¿ksjdaiorn kjklsjytqwe yqwio?

Biónica-¿¿Eh??

Atenta al cliente-Que si ¿Llakdjfoiens uerius kajsdla? ¿ksjdaiorn kjklsjytqwe yqwio? (detecto cierto tonillo impaciente)

Biónica-Ummm, este... verás, jijí... es que soy sorda, y casi no puedo entender nada de lo que me dices...

Atenta al cliente-................ (Silencio sepulcral) Aaaayyy bonita oiuwerioquwio ouiqews sorda ¿ioqwuieq? Ayyy perdona kjlasldjkas

Biónica-Sísí... eeeh... (Mierda)
Atenta al cliente-Perdoooooonaa ujashduiay bonita (me la empiezo a imaginar comiéndose el auricular...)

Biónica-Um, sí, mira una cosa, como me resulta muy difícil entender por teléfono, le digo de corrido lo que quiero saber y usted sólo responda SÍ o NO (por lo que más quiera)

Atenta al cliente-¡¡¡¡¡OQIUOPOWP POAPSO DE ACUERDO!!!!! (Mi tímpano empieza a descolgarse del oído)

Biónica-Ok, llegó un pedido a nombre de fulanita de tal, pasarán a recogerlo esta tarde a las 5, no hay problema ¿no?

Atenta al cliente-¡¡¡¡NO!!!! (Qué vehemencia, porDió)

Biónica-Ok, muchas gracias, adiós...

Clic

Claro que ahora no me quedó muy claro, si era NO, para que no vaya, o NO que no hay problema...

Hechos posteriores e informados sobre el suceso:

En la oficina de "importante empresa de envíos urgentes", en el momento que la persona recoge el paquete...

-Ooooisss, la chica del teléfonooo, la sordomuda ¿no? tú dile que no se preocupe, ¡que habla muy bien!




(Verídico y basado en hechos reales)




Si Bell levantara la cabeza...

El hilo musical (o cómo marear un rato a la gente)


Yo tengo una BSO incorporada...
Para darle al Play, sólo hay que comer, o reírse,
o simplemente despistarse y llevar medio audífono fuera.
A mucha gente le parece molesto.
A mí también, pero de otra manera.
Quienes conviven conmigo se han vuelto sordos a estos pitidos por solidaridad.
Ya no se dan cuenta del hilo musical.
Cuando la gente pregunta: "¿Qué es ese pitido por ahí?"
O su variante: "Hay un móvil sonando por ahí",
y todos buscando en los bolsos...
Entonces tengo que confesar mi secreto,
y claro, me preguntan por qué sucede.
Lo mejor es que ni yo misma lo sé.
Siempre digo:
"Es que hace como cámara de aire..."
La junta de la trócola, vaya...
Que tampoco sé lo que es.

Cosas que nunca te dije

Because this is my blog and I cry if I want to...


Qué difícil. Pero me parece que aún es más difícil quedármelo para mí sola. Supongo que por eso lo hago. Tú siempre me preguntabas en qué momento había empezado a quererte. Empecé a quererte exactamente cuando me llamaste para decir que me dejabas. De hecho fue en ese preciso momento cuando olvidé el amor que sentía antes, me olvidé de la ternura y del sexo, de tu lengua, me di cuenta de que lo que había sentido antes no era más que el simple reflejo de lo que era el amor. Descubrí que no te había querido nunca. De repente pensé en aquella tortura que practicaban en Francia. ¿Sabes qué hacían? Ataban las extremidades de una persona a cuatro caballos y los azuzaban en direcciones diferentes. Pues así es cómo me sentí. Así es cómo me siento. Ahora ya sé lo que es amar. Te amo con esa clase de amor que había rezado por sentir cuando era una adolescente y que ahora rezo por no volver a sentir nunca más.

Cosas que nunca te dije (Isabel Coixet)


Pues eso, que me siento como una esponja gigante
encogida dentro de una caja demasiado diminuta.
Hay paredes que empujan más que otras,
especialmente la del pasado:
"Perdona pero no olvida".
Yo sólo quiero romper la cajita.


(Por supuesto, cualquier parecido con la realidad, es pura coincidencia)

sábado, 4 de abril de 2009

El Dr. Horrible (mi alter ego)

Hoy va de Ciencia... aprender jugando:


Estaba en el laboratorio tranquilamente, cuando llegaron visitas

Pues sí, mi lado oscuro. Becaria precaria.
-¿Qué eres?
-Bioquímica
-¡Como Ana Obregón!



-Ejem... creo que era bióloga, pero yo no te recuerdo que el conde Lequio es economista como tú...
-Vale, bueno, ¿y qué haces? ¿para qué sirve lo que haces? ¿mucha salida no tiene, verdad?
-¿Lo dices por Ana Obregón? Jejejeje, ainsss... Pues hago una tesis...
-¡Oh! Una tesis, ummm.... ¿y de qué va tu tesis?
-¿Quieres la versión resumida o la versión para morirte?
(En este punto ya se están yendo...)
-....



Vamos a ser indulgentes, y vamos a ofrecer la versión resumida. O no.

Más o menos... y por secreto profesional, trabajo con biopelículas. Fin de la versión resumida.

(Servicio de traducción entre paréntesis)

Las biopelículas son organizaciones microbianas (como una ciudad de hongos y bacterias) compuestas por microorganismos que se adhieren a las superficies gracias a la secreción de un exopolímero (una especie de moco que las mantiene fijas, algo así como sus cimientos). Estas conformaciones microbianas presentan características como heterogeneidad (como nuestra sociedad multirracial, pero no me las imagino racistas), diversidad de microambientes (algunas viven en los pisos más altos, otras en los bajos fondos), resistencia a antimicrobianos (su fuerza armada...) y capacidad de comunicación intercelular (se hablan entre ellas sobre cuál va a ser el próximo asalto, o dónde está la comida más rica... esto ya son elucubraciones mías) que las convierten en complejos difíciles de erradicar de los ambientes donde se establecen.

En el hombre las biopelículas se asocian con un gran número de procesos infecciosos que por lo general son de transcurso lento, ocasionando que su control sea dispendioso (la unión hace la fuerza, podría decirse que es su lema). El estudio de las biopelículas es un área excitante en continua evolución; tienen repercusiones importantes para la humanidad las implicaciones que presentan estas asociaciones en los diversos ámbitos de la medicina y la industria.

Refundido de: http://colombiamedica.univalle.edu.co/Vol35No3supl/body/cm35n3sa8.htm

¿Y qué aspecto tienen si las vemos en un microscopio?


Pues más o menos éste. Como un felpudo.

En la realidad no tienen este colorido, porque tienen en su superficie una sustancia que se echa para que dé la fluorescencia que hace que se puedan ver en un microscopio adecuado. Se le echa blanco de calcoflúor, que se emplea también como blanqueador de papel, y tiene especificidad por la pared de los hongos.

Así es como vemos a mis amigas las Cándidas ,y la terrible banda del estafilococo saludando con la manita. ¿Bonitas, verdad?



Y aprovecho este post para recomendar encarecidamente al Dr. Horrible original. En Google, que no tengo ganas de buscar enlaces.

"The world's a mess. I just... need to rule it" (Dr. Horrible)

jueves, 2 de abril de 2009

Mi reino por un subtítulo (Reposición)

Hoy toca post de tele. O del telele que me da a veces con la tele. Hace muchos años mi relación con la misma era prácticamente inexistente… y es que cuando te enfrentabas a su pantalla, sólo tenías dos opciones para hacer uso,

a) tu ejercicio de paciencia: sentarte ante la tele, y mirar las imágenes como quien va al Prado a ver los cuadros de Goya. Especialmente útil en el caso de dibujos animados, no requieren gran esfuerzo mental. Ejemplo ilustrativo es el caso de “La Pantera Rosa” (mis preferidos dicho sea de paso).

b) el ejercicio de paciencia de otra persona: éste es sólo válido para grandes películas del estilo “E.T. el extraterrestre”. Para esto se necesita a otra persona, preferiblemente con grandes dosis de paciencia… porque se la vas a consumir principalmente.

Evidentemente, el caso b) ofrece más miguita, ya que el a) es una actividad poco molesta. Bueno, en el caso b) se necesita un sujeto como decía capacitado para traducirnos la película. Tras años de observación de campo pude concluir que mi sujeto perfecto es Madre_Biónica. Tiene la rara habilidad que se ilustra así, poniendo como ejemplo E.T., que marcó mi infancia y los inicios de mi relación con la TV:

Unas Navidades cualquiera en el salón de la Casa_Biónica… como es costumbre cada año, ponen o mejor dicho, reponen, E.T. la película que marcó nuestras vidas (no se sabe ya si por cansancio) y en mi caso concreto los inicios de mi relación con la TV…
(Sonido de la TV, aparece E.T. blanquito, parece que se está muriendo): E.T., teleeefonoooo, mi caaaaasaa.

(Biónica entiende que es un momento clave, no sabe qué dicen, pero intuye que la frase marcará historia): ¿Mamaa? ¿¿¿Y qué dicen??? ¿¿¿Qué ha dicho??? (es la decimonovena vez que repite esa frase a lo largo de la película)

(Madre_Biónica, muy concentrada ella en la película, sin perder comba, contesta): Dice Eeeeteee, teleeeefonooo, mi caaaaasaaa…

(Hermana_Biónica2, no ha heredado esa habilidad): Chisss, j*d*r que no me entero de lo que dicen! Ves! VES!!! Ahora no sabemos qué le ha dicho el niño!!

(Madre_Biónica, sin despeinarse): Ha dicho que… (lo que siguiera en la peli)


Así es mi cara de "Mí no entender"

Así es Madre_Biónica, con una oreja para la tele y otra para mí. Sus oídos funcionan como dos entidades independientes el uno del otro, característica que a día de hoy no he encontrado en ningún ser humano aparte de Madre_Biónica. Y éste es un ejemplo muy sencillo que a día de hoy sigue repitiéndose; lo intento con más gente, pero me doy cuenta de que Madre_Biónica es única en su especie. Cuando dicen que madre no hay más que una... cuánta razón tienen.

Y con el correr de los años llegó otro invento: el Teletexto. Tardé un montón en conseguir que me pusieran una TV con Teletexto, ya que en mi casa no se tira nada hasta que no se estropea, y como los aparatos de la era preconsumismo estaban tan bien diseñados, duraban años y años… que aproveché para leer todo lo que estuviera a mi alcance.




Algo tenía que hacer contra el aburrimiento. Lo que podría resumirse con esta frase de Groucho Marx: “Encuentro la televisión muy educativa. Cuando alguien la enciende, me voy a otra habitación a leer un libro”. Sí… pero tú solo… mientras los demás están en el salón.


Lo que en principio parecía el no va más, no tardó en revelar sus defectos:

-Los subtituladores, si es que los hay, deben de estar bastante mal pagados, por la siguiente razón:

Sólo se subtitulan
1. Películas: algunas. Dada la excelente calidad programadora de las cadenas, no me siento especialmente perjudicada. No se ve y punto. Estará el DVD en el videoclub, y sin anuncios.

2. Telediarios: no se subtitula todo el contenido, por ejemplo cuando sale Maruja, vecina de Villamatojos de Arriba, contando cómo sucedió el atraco en la farmacia del pueblo, de repente desaparecen las letras, y te quedas con las ganas de saber su vital versión de los hechos. Lo mejor es en T5, que pone un cartelito mientras habla la vecina Maruja en el que se lee “PROBLEMAS TÉCNICOS, DISCULPEN LAS MOLESTIAS”

3. Series: no siempre subtituladas. Con especial predilección por el último episodio de cada temporada, o mejor aún, cuando vuelven de la publicidad, y se va a desentrañar el misterio te muerdes los puños sabiendo que no, no van a aparecer las cochinas letras (rezumo odio, lo sé, comprended que es una muy mala jugada).

Quedan fuera del saco todo tipo de programas emitidos en directo, para los cuales uso el mencionado sistema Madre_Biónica transmisor-receptor. La subtitulación en directo es factible, pero imagino que será cara (esos euros cuánto duelen…), por lo menos en Inglaterra sí que están obligados a subtitular todos los contenidos, o por lo menos poner en un recuadro pequeño en la imagen a un intérprete de Lengua de Signos enanito con el consiguiente esfuerzo ocular.


-Y por otra parte, los verdaderos problemas técnicos, que se resumen en:

1. En cualquier programa, serie, o telediario, de repente te das cuenta que el protagonista se está muriendo, pero consigue decir algo así como: “El otro día estuve de compras con Mary, me dijo que tenía un secreto…” El prota ahí afrontando la propia muerte con naturalidad.

2. Variante de la primera, es: “ l otr d a st ve de c mpr s con M ry, m d jo ue t nía n s cre o”. No, no me preguntéis por qué pasa esto… quiero creer que es de verdad un problema técnico y no las ganas de ponernos a resolver jeroglíficos (ya he desarrollado especial habilidad en ellos xD).

Y entonces llegó el DVD… pero esto… ¡en el próximo post! C íden e us edes ucho!



(Subtitulado por: Biónica)

Historia de un título

En una peluquería, un día cualquiera, lavando la cabeza de una clienta...

Una mano de champú, frotar, y aclarar.

Otra mano de champú, frotar, y aclarar.

De repente la clienta alza la mano. Me pongo delante para leerle los labios.
Clienta -Ma... ma...ma... (se pone roja como la grana)

Biónica -¿Una mano? Ya te he dado dos...
Sacude la cabeza. No.

Clienta -M... m... m... (vamos de mal en peor...)

Biónica -¿Que te dé otra mano de champú quieres?

Tampoco da resultado. ¿Una mano? Eso ya ha dicho que no. ¿Que está mal? Pero mal ¿qué?...

Pido ayuda. Viene mi hermana. La clienta es tartamuda, pero ya que con mi hermana tiene una relación de confianza, con ella no tiene ese problema:

Clienta -Ma********, bbbss... favor.

Biónica -¿Eh? ¿Qué ha dicho? (Biónica en su estado natural)

Hermana_Biónica -Que le des mascarilla, por favor.

Bien...



(Tierra, trágame...)

Moraleja: La sorda y la tartamuda, "Tú habla que yo te escucho" (Lo que me dijo un buen amigo después de partirse el pecho de risa cuando se lo conté).

Sonrisas... a lot of!