martes, 30 de junio de 2009

De mi puño y... ¿dibujo?

All artists are prepared to suffer for their work, but very few of them learn to draw

Banksy
En ocasiones pinto cooooosas...


No soy nada creativa, ya me gustaría... Así que en mis ratos libres... plagio

Anarroseado de un ukiyo-e, llamado La Gran Ola de Kanagawa, pintado allá por 1830, por Katsushika Hokusai. Pertenece a una serie que hizo, llamada "Treinta y seis vistas del Monte Fuji". Un ukiyo-e es un grabado japonés, que tuvo gran aceptación en la época porque permitía tener obras de arte accesibles a todos a buen precio, dado que se producían grandes cantidades con facilidad, al consistir en una plancha de madera donde se realizaba el dibujo como una impresión en relieve.

Está hecho con acrílico, que ha sido todo un descubrimiento para mí, puesto que no te pillas colocones con el aguarrás, como es el caso del óleo, al estar basado en agua. Y además seca muy rápido, con lo cual si metes la pata, en cuestión de minutos puedes arreglarlo. Lo cual no era el caso del óleo, que juntabas un montón de pasta de un color indescriptible, y cada vez mayor, estando obligado a ver la chapuza durante un día como mínimo... odiándolo, cada vez que pasas por su lado y echas una mirada.

Porque para hacer por ejemplo, el color verdechungoraro, había una guía que decía: "póngase sobre blanco, una pizca de amarillocadmio, más una punta verdevejiga" (ya sé que suena asqueroso, pero no tiene que ver).
La primera lección es que las cantidades son demasiado subjetivas; la segunda, es que la ley de Murphy funciona muy bien en este supuesto... si el color puede no salir, no saldrá nunca.

Este pergeño (de mi diccionario de palabras raras), irá en la cabecera de mi cama, acompañado de otro, de estilo japonés, del que soy fan. Soy fan de tantas cosas que tengo que tener cuidado. Por eso me di de baja del Feisbuc.

Os dejo el original. Para que despellejéis un rato el mío (el de arriba, aunque no hay duda).




Bon profit!


PD: Excusez-moi la mala calidad de la imagen... aunque suene como excusa barata. A ver si cuela...



domingo, 28 de junio de 2009

Ola de sonrisas

- ¿Por qué yo? ¿Porque haces esto por mi?
- Porque eres una buena persona..., incluso cuando crees que nadie te está mirando.

Siete Almas
(Breve entrada floja-playera, el verano hace estragos)

A colación de que estoy terminando de leer este libro...




Que a muchos les puede parecer una ida de olla new age, así a simple vista. Pero no es el caso. A pesar de que en algunos pasajes resulta algo denso, el libro es una buena revisión de un tema que me atrae mucho. Y es que, con muy poco se puede hacer mucho. Como ejemplo, esto que acabo de encontrar:



El vidrio en cuestión, se llama "Un Bodhisattva en el metro". Según la tradición budista, es un ser viviente (sattva) que aspira a la iluminación (bodhi) y lleva a cabo prácticas altruistas. Representa a un individuo que busca la iluminación tanto para sí mismo (recordar que es importante practicar el amor egoísta) como para los demás. Las características principales de este tipo de personas son, la compasión y la empatía. En lenguaje callejero, el del vidrio es un señor que sabe transformar el estado de ánimo de un montón de personas.

Me encanta sonreír, es un hecho. Y aún más reírme. Y todavía más que me sonrían, o me hagan reír. Tengo una risa facilona, pero no me importa. No conseguiré hacer reír un metro entero (qué corte), pero me encanta pensar en utopías. Y una de ellas, es que un cambio es posible; y otro mundo mejor, también.

Y anarroseando la canción "Que se mueran los feos", diría "Que se mueran los pesimistas".

Viva el optimismo. Que cuesta trabajo, pero libera endorfinas.


Animalico... mira qué pronto ha pillado la lección.

Paz y amor para tod@s.


viernes, 26 de junio de 2009

Políticamente correctos

—¿Cómo está tu madre?
—Gorda
¿A quién ama Gilbert Grape?
Aunque a mí me encanta llamarlos "eufemismos"; queda como más chorra, como debe ser. No nos engañemos, la frase "políticamente-correcto" dota al concepto en origen de una seriedad bastante inmerecida.

Mi ejemplo favorito es el anuncio de ciertos yogures que presentaba José Coronado, para ya sabes... tú sabes, cuando te sientes como... ya sabes... y coronado (jijí, Coronado) por la estupendísima frase: –“no me preguntes qué hacen estos bífidus…”– Pues sinceramente no sé qué pretende insinuar. Con la variedad de alternativas que tiene el idioma castellano...


Otro que no va a firmar con Hemoal.

"Estoy estreñido" (ésta es la opción más médica y socialmente aceptada)
"Sufro en silencio" (discrepo: es eufemística a más no poder, pero me da la risa oírla. Frecuentemente el que usa esta expresión busca divertir a los congéneres, sin rozar en el asco)
"Tengo un atasco..." (hay que estar muy atento a la conversación para pillar esta... si no quieres acabar como suelo hacer yo, hablando de los atascos en las autopistas... sí, sí... del colon)
"No voy al baño" (opción muy neutra. Muy adecuada para el anuncio del Coronado. O como dicen en mi pueblo, hablar pero sin decir)
Y la más gore...
"Hace X días que no cago" (ésta, solamente aceptable en círculos de extrema confianza... que ya se sabe, donde hay confianza da asco)

Pero a veces, la corrección política (mira qué raro queda al revés) tiene puntos extraños. Me he dado cuenta de que otra de nuestras múltiples definiciones es "deficiente auditivo"... Te tienes que poner el turbo para decir deficienteauditivo, porque anda que... Imagínate una importante conversación telefónica explicando acerca de tu minusvalía y justo se corta cuando has dicho "soy deficientea...."




Bien, uno más que duda de tu capacidad mental. Qué pena. Y no he podido enseñarle todos los trucos que sé hacer.

Por eso, con todo este panorama a la vista, sorprende de vez en cuando encontrarse cosas como esta:


Si quitamos el subtítulo... sería una clara incitación al alcoholismo. Seguro, eso sí

Y éste, mi favorito de todos los tiempos, aunque no se englobe exactamente en correcciones políticas... merecería un apartado en "Ética periodística" aquella sección molona del CQC a cargo de Juanjo de la Iglesia...


Sublime...

PD: Gracias a todos los que se interesaron por mi reglaje de audífonos. Volvemos a la carretera sonora. ¡Aunque sea con un Seat Panda!




miércoles, 24 de junio de 2009

El cuarto de goma

No estoy loco, ahora lo entiendo. Soy mentalmente divergente.
12 Monos
Hola, bis queridos abigos, espero que estéis buy bien... Yo podría estar bejor. El hilo busical, diría que se ha buerto, porque be han puesto unos boldes de últiba generación, que se adhieren bejor al oído con el fin de elibinar bi banda sonora. Así que pitidos, creo que no tengo. Creo...

Pero claro, con el cambio de bolde, había que hacer ajustes de la audición. Que se hace a través de un prograbita de ordenador. Y be he ido del audioprotesista (así se llaba), oyendo como a través de bocos, o cobo si estuviera en un cuarto de goba. Y mis "emes" ha dejado de serlo... y todos los sonidos retumban... umban... umban...

Ésta fue la conversación...

Biónica -Audioprotesista, es que, no sé, me siento rara, como que oigo menos...

Audioprotesista - Pues no puede ser, te acabo de subir... ¿Cómo oyes ahora? (Pues mal, para qué engañarnos...)

Biónica - Pues, emmm, ¿cómo te lo explico? Jijí, como si fuera la loca del cuarto acolchado... retumba un poco, como con eco, y además, me siento, ejem, como coja...

Audioprotesista - ¿Coja?

Biónica - Quiero decir, que oigo tan diferente del izquierdo y el derecho que es tan incómodo como tener una pierna más corta que otra...

Audioprotesista -Pues... Jejé... eso no puede ser, te acabo de subir bastante, vamos a dejarlo así porque en estos momentos te estoy hablando muy suave, ¿te das cuenta?

(Sí, claro, también me doy cuenta de que te estoy viendo lo que me dices)

Pues be convenció. Con lo de que íbabos a probar, a ver qué tal. Be he sentido como cuando te dicen "Tranquila que no te va a doler", y te duele. Y be dio cita para un reajuste, para la próxiba sebana. Pero creo que voy a ir bañana, antes de que be asalten las ganas de arrancarbe las orejas, y hacer de paso una locura.

Que ya sé que no soy la bás indicada para opinar ... pero yo sólo quiero que be devuelvan a bi estado original. Por favorcito. Que ebpiezo a alucinar un poco con esta forba tan rara de oír.

Os dejo con un graffiti del genial Banksy. El antes y el después.



Qué poco sentido del hubor, c*ñe...


Porque be he comprado este libro, y ese otro, como prebio de consolación, aunque bi cartera esté en desacuerdo:



Que estar en un cuarto de goba es buy duro.





domingo, 21 de junio de 2009

Soliloquios y otras rarezas

- Buenos días. ¿Por qué no ha frenado antes?
- Disculpe agente, ¿se refiere a antes en el tiempo, o antes en el espacio?
Airbag
Todos en algún momento hemos sentido la necesidad de entablar una conversación con nosotros mismos. Aunque cuando hay gente delante, suelen ser más del tipo: "¿dónde c*j*n*s estarán mis llaves?", u otro tipo de murmuraciones entre dientes.

Todos más o menos, moderadamente utilizamos este recurso. Bueno, todos menos Jevi. Hace poco tenía que presentar unos resultados para el día anterior, y preguntó todo estresado si podía utilizar el ordenador de la sala contigua. Para poder pensar en voz alta (sic). Hasta ahí todo bien. Incluso he leído que pensar en voz alta ayuda a resolver problemas de matemáticas.

Pero viendo los acontecimientos siguientes, me pregunto cómo debió de haber sido ese día. Jevi se acercó al aparato que está al lado de mi puesto de trabajo a hacer unas lecturas.

Jevi -Uiasj jhasjda, mmbsssi, a ver qué sale hoyyyy... mnasdnas sí...

Biónica -¿Qué? ¿Me preguntabas algo?

Jevi-No, no. Estaba hablando solo...

Biónica-Ah, ah, perdón, pensaba...

Minutos después... Jevi -Mmmmbsibsí, ¡para variar!, otra vez, este aparato es ilegal.... mmjhsj asdsíi

Biónica -¿QUÉ? ¿Me decías algo? Que no te he entendido...

Jevi -No, no, hablaba para mí...

Biónica -Vale, vale, pues sí que hablas, sí...

Pasa otro rato... Jevi empieza a hacer aspavientos, poner muecas raras, acercándose y alejándose del aparato... por supuesto con soliloquio y risitas incluidas:

Jevi -¡Oiso doasi jkskjas, esto es ilegal! ¡kjhaskjdhaskj visual!



Biónica -¿¡QUÉ PASA!? ¿Qué te pasa ahora?

Jevi -Nada, nada, es que estaba habland... bueno, que esto sale todo raro, es ilegal este aparato...

Biónica -Jopetas, que cuando dijiste que necesitabas pensar en voz alta no imaginaba esto. A ver...

Y así, todo el santo día, entre gesticulaciones varias (algunas bastante vehementes). Y eso que no le entiendo la mitad de lo que dice. Lo cual a mí me tiene en alerta constante. Señor, dame fuerzas (aunque no crea).

Ahí no se acaba todo. De vez en cuando ya le he visto haciendo la guitarra de aire en medio de un experimento.


Así, así no, pero casi...

Por otra parte, por Jevi, casi todo queda definido a través de tres adjetivos: peculiar*, elegante, e ilegal. Estoy en fase de averiguación de su significado real para él. Y oye, que tengo amigos jevis, pero ninguno como éste, hay que ver.

Tampoco puedo remediar que cuando le miro... pienso en esto. Eso sí, es más majo que las pesetas. A pesar de esos pequeños inconvenientes (que, todo hay que decirlo, dan carnaza para blojs).

PD: Arrebujcando en el internés, creo que he encontrado un modo de comunicación alternativo con él. Sólo queda ver si funciona.



* Si alguien se lo preguntaba... sí, soy peculiar, según Jevi. Sea lo que sea eso. Igual era un insulto y no me he dado cuenta. Ya me empaparé de su idiosincrasia, y responderle al mismo nivel si fuere menester.


martes, 16 de junio de 2009

En tierra de nadie

─ ¿Quieres que te cuente el chiste del capitulo piloto?
─ Claro, pero estoy demasiado petrificado como para reírme.
Pulp Fiction

En esta vida todo son clases, y la comunidad sorda no iba a ser menos. Así que vamos a hacer un Barrio Sésamo para distinguir a los dos tipos principales que la componen.


Hola amiguitos... ¿os acordais de mí? Esto es cerca... esto es leeeejooos

Así, a bocajarro, como que igual no interesa el tema, pero creo que puede ayudar a la gente, algo así como: "¡Un sordomudo! Manual de instrucciones". Aunque ya se sabe lo que ocurre con los pobres manuales de instrucciones: los apartamos a un lado, mientras empezamos a toquetear botones indiscriminadamente, y sólo recurrimos a ellos cuando ya es demasiado tarde. Por el interés te quiero, Andrés. Ellos sí que se tienen que sentir manuales-objeto.

Ya me he quedado a gusto, después de soltar el lado chanante a paseo. Ejem. Sigamos...


Vamos a recomponernos...

Los dos tipos principales dentro de la comunidad sorda son:

1. El hipoacúsico
2. El sordomudo

1. Hipoacúsica es toda aquella persona que oye por debajo de lo que es considerado normal. Médicamente, sordera e hipoacusia son términos similares, pero no así dentro de la comunidad sorda. Se va más allá del concepto médico, denominándose así a aquellas personas que llevan audífonos y son capaces de comunicarse medianamente bien con los oyentes. También algunos los llaman "oralistas" (de esto os cuento otro día, que es un torro). Literalmente en lengua de signos, el signo utilizado para designar a un hipoacúsico significa "sordo-mitad".

2. El sordomudo: lo tacho porque rigurosamente no existen los sordos que sean mudos. Todos hablan, algunos mejor y otros quizás mejor callados (con humor, yo misma no tengo una voz maravillosa). Pero el aparato de fonación se encuentra (a menos que esté afectado por alguna enfermedad) en perfecto estado. Así que, por favor, les recomiendo encarecidamente que usen la palabra sordo. Que a mí también me han llamado sordomuda, después de haber tenido una conversación más o menos normal.

Se denomina, pues, sordos a aquellos usuarios estrictos de la lengua de signos. Como diríamos en castellano: áquel habla andalúh serrao, pero serrao serrao.

Lo curioso, es que en los últimos tiempos existe una lucha por erradicar la expresión sordomudo dentro de la comunidad oyente, debido a las connotaciones negativas que posee (sin ir más lejos, no hace muchos años, la sordomudez se creía ligada a un retraso mental), y la curiosidad viene, porque el signo empleado para la palabra "sordo" en lengua de signos, consiste en el dedo índice señalando el oído y seguidamente la boca. En cualquier caso, dentro de la comunidad sorda pierde su sentido negativo. Lo cual es necesario, habida cuenta de que si tu rasgo físico más característico es estar calvo, lo más probable es que entre los sordos, te llamen "el calvo". Eso sí, no tomárselo a mal, ¿eh?

Esto es porque la lengua de signos, es fuertemente visual (qué revelación...) y se vale de descriptores que están más a la vista, por así decirlo. Representar abstracciones también es posible, y es algo que sorprende a mucha gente al aprender las lenguas de signos.

Claro que esta clasificación tampoco es del todo real, es la que usa la mayoría de los sordos para clasificarse mutuamente. Si me pongo a mí misma por ejemplo, para ellos sería hipoacúsica. Aunque técnicamente sea sorda con casi un 92% de pérdida (para mi otorrino, tapia perdida, irremediablemente), el hecho de relacionarme con oyentes, el entorno oyente, y no tener dificultades (aparentes) para la comunicación, me convierte en "sorda-mitad".


Hola, somos los oídos de Biónica, en esta foto estábamos más jóvenes. Diez años ha...

Como apreciaciones personales: la clasificación por simple, es bastante limitante. Por ejemplo, en mi caso, el no encajar exactamente en ninguno de los dos sitios, hace que como yo, mucha gente, se siente en tierra de nadie. Demasiado competentes entre sordos, pero tampoco encuentran el sitio entre oyentes. De ahí el título del post (qué mosqueo, ¿eh?, ¿a que parecía que no tenía relación?)



Illuminatus
, habló en un comentario, de pasada, acerca de un movimiento llamado el "Orgullo Sordo". Pero viendo que me enrollo más que las persianas, y el del fondo se está quedando dormido, lo dejaremos para otro día. Como siempre, si me acuerdo. Y oye, que sí, que tengo ganas. Os dejo con otra cara del orgullo sordo.


Si es que me meto en unos berenjenales, que pa'qué...



jueves, 11 de junio de 2009

Los pinitos como científico

—La ciencia ha avanzado mucho... si quieres puedo operarte esta joroba.
—¿Cuál joroba?
(El jovencito Frankenstein)





Hay profesiones que están marcadas por una fuerte vocación. Y en algunos casos esa vocación despunta desde bien enanos.

¿De qué manera lo hace? (lo de despuntar, digo...) Recomiendo observar bien a nuestros churumbeles, porque las claves siempre están ahí. Ya lo decían en Expediente X... "La verdad, está ahí fuera".

Poniéndome a mí misma por ejemplo. Ya con seis años demostré empíricamente que se puede matar a un pollo de alegría (nuestra). Simplemente se necesita una caja, con sus correspondientes agujeros (para asegurar las condiciones del estudio, esto es, que muera por un exceso de alegría, no por asfixia), y una niña emocionada.

La metodología consistía en dar rienda suelta a la emoción de tener un animalito y transmitirla a través de nerviosos agitamientos de la caja entre saltos de alegría. Durante tiempo indefinido.

Horas después, cuando por fin pude abrir la caja, el pobre pollo, que además era negro como Calimero, estaba mustio en una esquina. Supongo que estaba viendo la muerte cara a cara.

A la mañana siguiente:

Hermana_Biónica: ¡¡Lo has matado!!

Biónica: ..... ¿y mi pollito?



Mi pollooooo

Hermana_Biónica: Uh, eehhh...Bueno... se ha ido al cielo de los pollitos... tú sabes las estrellas que se ven por la noche? Bueno, pues cada una es un pollito que se ha ido al cielo.




(J*d*r, qué gallinero...)

En mi descargo, decir que sólo tenía seis añitos, y tuve más animalitos que fueron tratados siempre con cariño. Ejem. ¿Las moscas sin alas no cuentan, no? Que además fue mi hermana, yo nunca pude hacerlo (chivata).

Después de una experiencia tan traumática como aquella, en la que me quedó claro, que si es posible, nunca trabajaré con animales de experimentación, se sucedían otro tipo de anécdotas que a mi madre, no sé lo que le harían pensar. Luego se lo pregunto.

Cuando había sardinas para cenar, cogía una y la metía en una camita preparada especialmente para ella, mientras esperaba ser albardada y frita en la sartén, cuidaba amorosamente de ella.

También me daba de vez en cuando por coger un huevo, y envolverlo en mantas, para ver si era verdad lo que los libros decían, que de ahí salía el pollito. Mi primera teoría científica: huevo+calor=pollo.

Más señales: como no podía tener ni gato ni perro, recorté un gato de una revista de tamaño casi natural, y un soporte de cartón de la misma forma que el gato, con un pie por detrás como los marcos de las fotos, para que pudiera mantenerse derecho. No sé cómo mi madre no se ablandaba.

Y ya, rozando en el futuro frikismo que iba a exhibir, a tierna edad me sabía TODAS las razas de perros que había, gracias a cuatro libros de Ciencias Naturales con los que me pasaba todo el día, aprendiendo a edad bastante temprana cosas que hacían que la gente se muriera de la risa cuando las decía (una niña repelente).

Porque que un mico de siete años te diga que antes había macairodontes... tiene que hacer gracia. Pero no si descubres que era cierto. Incurtos...


Anda que no aguanté risas ni nada...

Y así es como he acabado yo.


miércoles, 10 de junio de 2009

Que sí, que un mal día lo tiene cualquiera (Also starring: House)

No sé a vosotros, pero a mí la serie de House me pierde. Y justamente de los últimos capítulos que he visto hay dos que me han impactado, por razones muy diferentes. Sólo comentaré uno de ellos de momento. El otro es un rollo repollo más íntimo. Ya os marearé otro día. Si me acuerdo.

En el capítulo más reciente, House trata a un joven sordo que justo le da el ataque mientras participa en un torneo de lucha libre. Como todos los capítulos de House, sigue el guión preestablecido, esto es, por el método empírico de toda la vida, llevándolo al borde de la muerte, por lo menos dos veces (o más), todo ello aderezado con la imprescindible punción lumbar, y los diagnósticos estrella que son, a saber:

1. Lupus
2.Sarcoidosis

Estoy pensando hacerme esta camiseta:




Pues como iba diciendo, en dicho capítulo House decide entre otras cosas, en medio de una operación para quitarle un cachito de cerebro, que le va a poner un implante al chico, así sin pedir permisos ni nada. Que para eso es House. Y su madre una idiota por permitir que su hijo sea un discapacitado (House dixit). Pese a lo que pudiera parecer, el capítulo me ha gustado.

Sé que lo que diré puede causar controversia. Nunca me he sentido discapacitada per se. En todo caso me lo han hecho sentir. Lo que quiero decir, es que no pienso en mí con una discapacidad. Y al mismo tiempo considero que soy como soy, gracias a ello. Yo no habría sido la misma persona de haber nacido no-anómala.

Hay soluciones, claro. Te puedes operar. De hecho debería operarme. La última vez que fui al médico la recomendación fue esa. Y en vez de abrirse el cielo, oh, como por ensalmo, a mí se me cayó el alma a los pies.

Todavía lo digiero, todavía no sé qué haré en el caso de que de verdad no oiga ni un poquito; pero en ese momento, pensar en entrar en un quirófano, en, sobre todo, en un imán pegado a mi cabeza (qué aventura en los aeropuertos), del que cuelga un cable, yo que soy la que se engancha con todo en todas las puertas... pues no pensaba que yo estuviera tan mal, oiga. ¿Y si vuelvo a entrar por la puerta y me dice otra cosa?

Así, sí que me siento discapacitada. Pero, ea, que si algún día me lo pongo, ya me acostumbraré. Eso espero.

Pero creo que ya he decidido cuándo me lo pondré. Cuando un día pierda todo y me sienta inválida. Cuando todo vaya tan a peor que no haya más soluciones. No ahora, que no me siento así. Ahora que me siento inválida sólo pensando en la posibilidad de ponérmelo. Porque antes de entrar por esa puerta no era consciente de la magnitud de la pérdida, y podía sentirme capaz.

En fin, que un mal día lo tiene cualquiera. Y a lo mejor cambio de idea. Mientras tanto, a otra cosa, mariposa.

Saludos, radio-oyentes (qué ilu me hace decirlo).

PD: Si alguien tiene dudas de a qué me refiero con "operación" me refiero a implante coclear (IC para los amigos). De nada por el enlace.

PD2: ¿Algo que quieran saber en este blog, mis pequeños saltamontes? Pues hablen, que yo les escucho.

sábado, 6 de junio de 2009

Entretenimientos del Feisbuc

Me he dado de baja del Feisbuc (no pongo link, porque no me pagan nada por promocionarles). La versión oficial es que me aburría. La versión no-oficial (y que no confesaré ni aunque me metan palillos debajo de las uñas)... era que me daba vergüenza de mí misma de no poder parar de hacer tests a cual más chorra. Y sin contar con el ansia irrefrenable de hacerme fan de todo. Aunque para eso había un grupo bastante práctico que se llama, "Soy fan de TODO". Así eliminas de un plumazo tener que seleccionar. Lo cual para una persona sin casi criterio como yo, es bastante cómodo.

(Lo de casi sin criterio tiene fácil solución. Rodearse de gente con buenos gustos en cualquier cosa. No falla).

El Feisbuc se puede dividir en tres áreas de interés: los tests, los grupos, y el cotilleo conocimiento social.

Los tests:

El Feisbuc es una herramienta ideal para aquellos que buscan conocerse a sí mismos. Lo malo es que los resultados son bastante previsibles. Como por ejemplo:

Test----> Descubre acá cual es tu signo del zodíaco!!

1. Tu signo es:

a) Aries
b)Tauro
...
...

2. Tu signo es:

a) Aries
b)Tauro
...
...

3. Tu signo es:

a) Aries
b)Tauro
...
...

Muchas sorpresas no nos van a dar...

Los test del Feisbuc sirven también como herramienta para aprender otros idiomas... como el argentino (excúsenme los lectores argentinos, pero la cosa tiene miga).

Y si no, díganme lo que es un carrete, una mina, una rola, y una pollera.

No sólo nos ayudan a conocernos interiormente, sino que también exteriormente, por si no te has mirado en un espejo. Aunque aquí sospecho que hay un fuerte componente elevador de la autoestima. Un ejemplo de estos test es "A qué famosa te parecés??".

En resumen: me llamo Chisaina, en japonés, tengo un aura de color Índigo, si fuera famosa, sería Stephen Hawkins (aunque sospecho que elegir agujeros negros como lugar de vacaciones, fue ligeramente determinante), soy simpática como Liv Tyler, mi personaje histórico es Gandhi... blablabla.

Pasar tanto tiempo haciendo cosas de estas tiene que significar algo. Seguro.

Los grupos:

No menos interesantes son algunos de los grupos: me he unido al grupo "Yo también creo que Jack cabía en el tablón de madera". Si Rose le hubiera hecho sitio no habría muerto pitufo.



Me hice también admiradora de "La Mirada Magnum":



Te puedes hacer admirador de todo, de los viernes, de dormir 5 minutos más, de beber de la botella a morro... yo creo que hay competición a ver quién crea el grupo con la admiración más absurda. Yo lo estuve buscando.

Pero me voy del Feisbuc. Que aguanté durante un tiempo el acoso de "¿¿¿Todavía no te has hecho Feisbuc???", "¿¿¿Tienes Feisbuc???", "¿¿¿Cómo que no tienes Feisbuc???".

Ahora puedo decir: "He tenido. Pero me he dado de baja." Y la respuesta oficial: "Me aburría".

¿Estás seguro(a) de que quieres desactivar tu cuenta?

Tus 58 amigos ya no podrán mantenerse en contacto contigo.
Razón de la desactivación:
(obligatorio)

Va a ser más difícil de lo que creía... ¿Y cuál elijo?