lunes, 28 de septiembre de 2009

Desmitificando un superpoder (léeme los labios)

Eres buena, cariño, pero yo... ¡soy un mago!
Daredevil

Leer los labios es un superpoder sobrevalorado. Y cualquiera, inconscientemente lo está usando. No se trata de una super visión de infrarrojos (y menos en mi caso, que además de sorda, llevo gafas... lo que digo, aparatosa perdida, como para tocarme sin hacer ruido).

En mi experiencia, tal habilidad, no es tan prodigiosa como se empeñan en demostrarnos en algunas series: se puede llegar a ser muy hábil, pero se necesita un mínimo de apoyo en otro tipo de canales. Sí, el auditivo también hace falta, aunque no sirva de nada.


Perrillo guaaaapo. Me pido el perro de la serie.

Dependiente- Son setentaytres céntimos, por favor...

Biónica(mente)- (¿Sesentaytres?... ¿O setentaytres?... ¿O no será sesentayseis?... Oh mierda... ¿No lo pone en algún sitio? La caja, ¿dónde está el letrerillo de la caja?...)

Dependiente(mente)- ...... (¿será lerda?)

Biónica- Ummm... (voy a probar, que yo creo que dijo sesenta) tome, aquí tiene... (dando sesenta y seis céntimos)

Dependiente con sorna- Te faltan siete céntimos maja...

Biónica- Oh sí, jiji, perdón, qué tonta, ya ves... Toma, aquí tiene cutre de mierda, que me has hecho quedar como una rata, yo sólo era una pobre sorda, me he despistado, no entendí bien, jiji.

Pues como iba diciendo, se trata de un arte en el que entra en juego saber integrar diferentes tipos de información, como la visual, cuyos defectos quedan patentes con la situación anterior (todo sordo desea que por favor no le cobren ni sesenta, ni setenta euros...), el contexto (es muy útil saber que se está hablando de "COCHES que VAN..." y no de "NOCHES de PAN"), inteligencia para distinguir un significado surrealista (noches de pan, es surrealista por ejemplo... no he encontrado alguna situación en la que encaje... y no sé por qué, lo entiendo a menudo).

Luego también hay otro tipo de limitaciones físicas, como los bigotes sin recortar. Y eso unido a una desgana parálisis facial, constituye el mayor reto para un sordo. Sí, ya sabéis quién digo:



O la gente perdigonera (la que se pone la mano delante de la boca, todo un detalle para poder esquivarlos, pero comunicación... cero).


Sí, mejor con la mano puesta. Total, no creo que me aportes nada... que yo quiera. Iighs.

Y por último, está la gente excesivamente voluntariosa.


Relájate... que nos va a dar algo. A los dos.

Así que no me creo mucho estas cosas...



Adórenla. Por lo que parece, sabe leer los labios en inglés, francés y portugués. Casi nada. Es el siguiente escalón. ¡Mi meta!


Impossible is nothing...

(vale, pero qué razón tienen, ¿o no?)


viernes, 25 de septiembre de 2009

Pesadillas recurrentes, funerales tejanos, y la mujer araña

El precio que se paga por hablar de mis orígenes chinos o americanos como algo negativo es perder la puta cabeza.
Kill Bill I
Como vais descubriendo poco a poco de mi persona, dormir conmigo es un porculo una actividad de riesgo. Si sigo así, me quedaré sola. Qué manía con ridiculizarme a mí misma...

Una vez soñé... (esto es un decir, porque es una pesadilla recurrente)

Soñé que estaba dentro de una película de Tarantino. Pero no haciendo un papel de éstos tan molón:



Aunque éste otro tampoco hubiera estado mal (pero claro, entonces no habría sido una pesadilla):



Lo sé, era una excusa para sacar mis parafilias favoritas. A lo que iba... Soñaba que me despertaba y me daba cuenta que me habían hecho un funeral tejano. Aporreaba los laterales de mi caja, y encontraba madera bien sólida... y entonces el terror se apoderaba de mí, y empezaba a gritar y a hiperventilar... era tan real... (tan real como aporrear el armario al lado de mi cama, una pesadilla en technicolor -bueno, no, que estaba todo muy oscuro- y 3D)


Soy gore hasta soñando. ¿Por qué me tendría que tocar ser como soy? ¿¿Por qué??

¡¡Click!!



La familia Biónica en la puerta de la habitación

Biónica- AAARGH... arf... aaah... creía que me moría.

Madre_Biónica (blanca del susto)- Pero hiiiiiija... ¿pero qué sueñas?

Biónica- Arf, que me moría enterrada viva ¿¿Querrá decir algo?? (pordiosno, prefiero ser esquizoide a que sea realidad)

Así que luego no me dejaba ver ese capítulo tan molón de CSI, dirigido por Tarantino. Sí, ya sabéis. Éste:


Curiosamente, ésa noche no soñé nada. Y lo pasé fatal con ese capítulo.

La última vez tuve una reedición de la misma pesadilla, sólo que yo encarnaba a Spiderman. Lo mismo, ya sabéis lo que me gusta a mí juntar el tocino con la velocidad.

Estaba en un sótano (muy oscuro). No veía nada (¿he dicho que estaba muy oscuro?), pero sabía que había unas escaleras para poder salir del sótano. Sólo que dichas escaleras no estaban a ras del suelo, sino colgando bastante alto por encima.

Me levanto.

Busco la escalera en la oscuridad.

A tientas.

Encuentro algo...

Es un poco fino...

¿Aguantará?

Sigo palpando, para imaginar la forma de la escalera.

Qué endeble parece...

Un momento.

Esto no puede ser real.

Yo no voy por ahí metiéndome en sótanos como éste (lógica aplastante)

Vale, esto es un sueño.

¡¡PERO NO VEO NADA!! ¡¡ME VOY A MORIR-A-MORIR-A-MORIR-A-MORIIIR...!!

Que es un sueño, coña.

¡¡AAARGH!! ¡¡MUERO!!

Agáchate y enciende la lámpara que está a tu lado. Taruga.

Click.

Hágase la luz.


Huivá, la escalera, jijí... qué susto, arj. Ups, voy a pararla antes de que eche a volar...


Sí, me cuelgo de las lámparas en sueños. ¿Qué? ¿dormimos?. Está declarado como el nuevo deporte de riesgo.




martes, 22 de septiembre de 2009

De Bilbao pues

-¡Oye Patxi! ¿como es que llegas con toda la cabeza vendada?
-¡Jó por la moto!
-¿Te caíste?
-Qué va, ¿recuerdas,bajando de la ermita del pueblo,la primera curva muy cerrada,que hay una tapia de cemento? sí hombre, ésa que pone un cartel "SE TRASPASA"...
-Sí
-Pues no es verdad, no se traspasa.

(Ante la urgente necesidad de integrar a algunos foráneos en Bilbao y alrededores, surge este post escrito en bilbaíno)


Aúpa la chavaleríaaa... Hoy vengo con intención de explicar dos conceptos cruciales para integraros en cualquier cuadrilla en Bilbao, y que Joxepos y Patxis os acepten como unos txikiteros con dos cojones pues.

Ene, al lío, coño.

Antes de introducir al tema, el conceto es el conceto. Una costumbre básica para mimetizarse con el paisaje bilbaíno, que es la hostia de bonito:

-Ir de poteo/potes: el pote es un vaso grande o pequeño, pero fundamentalmente ancho de cojones, en el que se sirve vino, generalmente tinto (llamándose así, txikito), aunque se admite cerveza, vino blanco, sidra o txakoli (que como todo el mundo sabe, es el mejor txakoli del mundo... se callen los del fondo que dicen que es vinagre, ¡ostia!). Lo único fundamental, es respetar la medida, que son tres dedos así, juntos. No me sean paletos y me rellenen el vaso hasta el borde. Que eso es ser la ostia de paleto. ¡Y así no pareces de Bilbao pues!


Así NO. Repetid conmigo: Tres-dedos-tres. Y nada de agua.

Mimetismo, ésa es la clave.

Quizá se piense la chavalería que vaya cutres que somos los vascos. Pero nada más lejos de la realidad. El asunto es beberse el pote rápido (no hay tiempo que perder), e irse al siguiente bar, siguiendo en lo que se viene conociendo como "ruta del poteo".

Nota: Otra ligera variante del asunto es "ir de txikitos", pero esta práctica se concentra en grupos de edades más avanzadas, y son fácilmente reconocibles por ser hordas de señores tripones en camisa de cuadros (obligatorio), txapela (opcional) asaltando bares de preferencia en los domingos por la mañana. Y éstos sólo toman vino.

Por ahora nos centraremos en el poteo. Simple, accesible y sencillo de la ostia (no hay que vestirse de ninguna manera en especial). En el principio de los tiempos (costumbre que se sigue manteniendo en los txikiteros), era tradicional darse de ostias para pagar la ronda en cada bar. Todos se echan las manos a las carteras, como pistoleros del oeste... silencio absoluto... sólo unos matojos rodantes surcan el escenario... entonces se oye un chasquido de lengua...

-¡¡Eh, quietos paraos, que esta ronda es mía!!

Y ya la tenemos liada pues. Y ya llegamos al meollo de la cuestión, en el que se distingue a un vasco y a uno de fuera.

1. El bote: para solventar los grandes problemas de liarse a mamporros en cada bar para pagar, las generaciones más jóvenes ponen un bote de diez leuros cada uno, en dependiendo del tiempo que se piense pasar de poteo. Así, uno de la cuadrilla se encarga del bote y de ir pagando las sucesivas rondas de lo que se quiera tomar(*) hasta perder el conocimiento.

(*)Pero no, chavales, no. No me seáis tan cutres como para pensar que entonces os podéis pedir un Chivas como sugirió cierto compañero (obviamente, no era de Bilbao) con sorna. El pote es el pote, como quedó bien claro más arriba. Qué Chivas ni qué chivos...

Porque ésa es otra ¿eh?, el bilbaíno es honrado de cojones. Así que comentarios como ese serán recibidos con un silencio espeso y un pensamiento único (sólo pensamos una cosa):

-"CUTRE, QUE ERES UN CUTREEE"

2. Tampoco serán bienvenidas las insinuaciones de irse sin pagar, o no pagar los chorropecientos pintxos que se comen, ante la sorpresa que suscita el hecho de que aquí se paga al terminar la consumición, o se cogen los pintxos tranquilamente de las bandejas.



Ah, pero el pagar religiosamente lo que se consume no sorprende tanto, jatetú.

Foráneo- Pe... pe-pero, ¡sois tontos! ¡si os podéis ir sin pagar!



Pensamiento Bilbaíno unificado-"CUTRE, QUE ERES UN CUTREEE"

Y ya como recomendación final para un poteo en condiciones. Al menos en la vida del bilbaíno de a pie, en el poteo se llega a la disyuntiva de tener que elegir:

¿Vino o cerveza?

Nota: todos los foráneos utilizados para este post han sido tratados de manera humana y no han sido puestos en peligro. Pese a todo. Que no se diga, ¡coño!

domingo, 20 de septiembre de 2009

El síndrome de la puerta giratoria

Me siento como Julia Roberts en "Pretty Woman"... ¡excepto en lo de ser puta, claro!

Alguien como tú

Ahora que es fin de semana, y como dice Efe, nadie está mirando...


Una vez dije:

"Mi vida es una puerta giratoria. Llena de gilipollas que se atascan dando vueltas en un bucle del que no saben salir."

Pues nada. El que tocaba, ya salió despedido por la fuerza centrífuga del giro (soy tan lista que no me entiendo lo que digo). Lo suyo me costó. Hasta me tuve que poner seria (¿de qué os reís?).



Por eso, amiguitos, hoy os regalo un consejo de Lenore.


Si amas a alguien, déjalo libre. Si vuelve, lánzale varios cuchillos de ocho pulgadas en su cabeza. Si vuelve otra vez... CORRE... sólo CORRE


Pero bueno. Que no me gusta estar a las cosas tristes. Dedico esta entrada a los cabrones amigos, que me prepararon una encerrona.

Porque si me preparáis una cita a ciegas, os exponeis a que me presente con esta...




Pero que encima salga bien... Mierda. Ni siquiera me ha dado para un post decente (bueno, ya lo veremos... bwahahaha).

Sí, lo sé. Soy una moñas.

Editado para decir que: sí, hablo de dos personas diferentes. El chungo, que es el del primer párrafo. Muy chungo. Y el de la citaaciegasquesalióbien. De momento. Si es que cuando digo que no me entiendo ni yo...


miércoles, 16 de septiembre de 2009

Yo soplo fuerte

Odio los mensajes del frente. ¿Por qué no recibo nunca mensajes del lado?

Sopa de Ganso

Una de las desventajas de ser sordo (sí, tenía que llegar ese día), es no saber calibrar adecuadamente los ruidos corporales. U orgánicos, que queda más chic.

Uno no se da cuenta de que ronca como un cerdo sopla fuerte, hasta que una mañana siguiente:

Biónica- Pero vaya ojeras que traes...

El desgraciao de turno- ...Ssssí...

Biónica- ¿La cama, no? Es que ya se sabe las camas extrañas, y tal... ¿por que ha sido la cama, verdad? Es que además, con la edad y eso... ¿a que ha sido por la cama?

El desgraciao de turno- NO. Roncas. Mucho. Toda-la-p*t*-noche.

Biónica- Venga ya. Que no. Eso sólo lo hacen los tíos. Yo no ronco. Como mucho, soplo fuerte.



Y total, que uno dolido por semejantes afirmaciones, empieza a preocuparse... Y empieza a hacer estrategias para no roncar soplar fuerte. Dormir con una mano, delante de la boca para controlar el aire... no, mejor con el hueco del antebrazo que es más sensible... pero...



Que ya está bien cuando empiezas a sentirte pitufo. Y entonces, pasamos a otros métodos: dormir con los audífonos puestos... Duermes plácidamente... En REM... Nada turba la p...

Biónica (en OFF)- rrrrRRRRRRRrrrrorr... Mmms... ¿¿He sido yo??


Ost*a, que era verdad. ¡¡NOOOOOO!!

En otro orden de ruidos corporales, un sordo como yo, no piensa en el alcance en metros que tiene el sonido de ciertas actividades, hasta que escuchas a la gente comentar el pis que ha echado alguien (unos comentan las jugadas, otros el curro, y otros, los pises):

Gente indeterminada- Jopé, qué meada que ha echado este. ¡Se habrá quedado a gusto!

Biónica (cara de ohesciertísimoloquedices)- Y con la puerta cerrada ¿eh? Vaya, vaya, sí que ha tardado en salir... Jejejé.

Gente indeterminada- Pero Bio, meada nos referimos a... chorro, eso, jijí... un chorro fuerte...

Biónica- ¿Cómo que un chorro fuerte? ¿Pero eso dónde lo veis? Pero si la puerta está cerrada...

Gente indeterminada- Bio, que se oye mucho cuando uno mea tirándolo al agua...

Biónica (caradepasmo)- ¿Ah sí? ¿¿O sea que si lo tiro al agua, la gente de fuera lo oye??

Gente indeterminada- ¡Pues claro! ¿O qué pensabas pues?

Biónica- Pues que había que tirarlo al agua para apuntar dentro nada, nada, estaba en la inopia, claro que sé lo que diceees mierdaaaa, ¿cuánta gente habrá oído mis ruidos? oh no...


Y eso, sin contar otro tipo de ruidos. Claro, como no me oigo...





Editado: Sí, también tengo somniloquia (dar conferencias dormido). Y gafas, y audífonos, y no tengo aparato de milagro.

miércoles, 9 de septiembre de 2009

Apocalypse Now

Utilizo a Wagner... ¡¡¡Saca de quicio a los vietnamitas!!!
Pon la guerra psicológica... Comienza el baile...
Apocalypse Now

A colación del libro que me estoy leyendo, el cual recomiendo encarecidamente a todos los amigos del absurdo, y de las historias a lo Monty Phyton, me he acordado de cómo pasaba mi tiempo lúdico cuando era una infante (cómo me gusta hablar en castellano viejo, oig).


Yo era ésa (autorretrato)

Os preguntaréis qué tiene que ver el tocino con la velocidad. Pues mucho. Pero de eso ya hablaremos en otro post.
Realmente un niño sordo lo tiene chungo para jugar. Como muestra, dos botones:

1. El juego del escondite. El inconveniente de este juego, es estar tan bien escondido que cuando alguien grita "Por mí, y por todos mis compañeros", pueden sucederse varios turnos del mismo juego, y seguir escondido en el super escondite del siglo -bwahahaha, no me encontrarán nunca... jiji <--- nunca algo fue tan premonitorio.

2. El juego del teléfono escacharrado. Obviamente, las implicaciones de jugar a este juego están claras. Ahora entiendo por qué nadie quería jugar conmigo. Era como un agujero negro enmedio de la cadena de niños, absorbiendo información inteligible.

En fin. Entonces aprendí a leer. Y fue el Fin del Mundo. Bueno, no. Primero fue la cartilla de Palau.




Después, viendo el infinito mundo de posibilidades que se abría ante mí, cubrí los años de vacío televisivo con un montón de libros, elegidos sin criterio, algunos totalmente inapropiados (y luego dicen de la tele... menos mal que no tengo secuelas). Y entre todos ellos, hubo uno que me impactó:


En serio... ¡Mirar a Juanpa!

Empecé por el principio de los tiempos. El Génesis era interesante, pero cuando empezaron a tirar nombres y más nombres, JoséhijodeIsaac LevihijodeEsaú... vi claro que ahí no se podía avanzar sin un croquis (cocris, como dicen algunos).

Y pasé a ver cómo acababa. La verdad que el Apocalipsis sí que mantenía el suspense... llegan los siete sellos... las siete trompetas... los cuatro jinetes del Apocalipsis... y:

(Ap. 6:12) Miré cuando abrió el sexto sello, y he aquí que hubo un gran terremoto; y el sol se puso negro como tela de cilicio, y la luna se volvió toda como sangre; {13} y las estrellas cayeron sobre la tierra, como la higuera deja caer sus higos cuando es sacudida por un fuerte viento. ---> coñe, no me digáis que no es para morir de miedo... aquí ya me habían convencido. Lo del terremoto me tenía completamente aterrorizada.

(Jopé, Juan, hay que ver cómo te pasas asustando a los niños con el viaje aquel que te dieron las setas...)




Ahora mola leerse un libro como "Buenos Presagios" y rememorar esos tiempos de sudores fríos y taquicardias al leer esas páginas. El fin del mundo se acerca. Y no, no va a ser por la gripe A (pesaoscoñe).



Os presento al ángel Azirafel, y al demonio Crowley.

PD: Cuidado con el juego. Para más referencias, id a Yo Mis. Que lo explica muy bien en su blog.

¡Niños! Provocar el Apocalipsis en casa puede ser peligroso

lunes, 7 de septiembre de 2009

Despiértame cuando termine septiembre

(Bender y Fry)
- (hablando dormido) Matar a todos los humanos... Matar humanos... Matar a todos los...
- ¡Bender, despierta!
- Estaba soñando con una cosa maravillosa... ¡Creo que salías tú!

Futurama

No, no vuelvo para aporrearos con otro gran éxito de Green Day. Podéis estar tranquilos.

Hace una semana que me incorporado a mi labo, con mis Cándidas, y a ponerme en pose científica con aprovechamiento. Y sin ruido.


Sniff... qué mala es la depresión post-vacacional.


Hala, ya he fingido un poco, para no variar en la ola de pena que parece que supone la vuelta al trabajo. ¿Qué pasa? Es que no quiero ser rara.

Soy terriblemente dormilona. Rectifico: soy una marmota en el cuerpo de Biónica. Y como tengo un trabajo que según palabras de mi madre:

Madre_Biónica (10:00 am)-Hijamía, el día que tengas un trabajo serio (sic) en el que tengas que estar a las ocho de la mañana, no sé qué vas a hacer, es que no se puede ser tan perezoso a las mañanas, que si...

No tengo hora fija de entrada, aunque hago mis ocho horas diarias (varios días incluso más) siempre digo que de la misma manera que me cuesta entrar, también me cuesta salir. Pero lo de despertarse es un problema.

Tengo tres formas de despertarme, obviamente no puedo utilizar un radio-despertador como me gustaría, ya que para acostarme he de quitarme los audífonos (ya puede caer un meteorito al lado de mi cama, que yo seguiré durmiendo cual ceporra feliz):

1. Despertador "Madre_BiónicaTM": éste es uno de mis preferidos, y consiste básicamente en avisar de la hora que quiero que me despierte, y dependiendo del humor del día, con luz y toquecitos suaves, o por el contrario con un flash cegador de luz, y sacudidas cargadas de adrenalina malaostia "despiertaquevastarde". En cualquier caso, es una opción inviable para cuando me independice. No creo que pueda convencer a mi madre de que venga a mi casa a despertarme.


La realidad es muy otra... Imagen tomada de aquí

2. Despertador "Vibración del putomóvilTM": para asegurarme que me despierto, no puede estar en cualquier sitio, debe de estar cerca, y además con garantía de que no se cae durante la noche... lo que quiere decir, que su lugar es dentro de la funda de la almohada.
¿El despertar? Infartante. No sé cómo no se me vuelve el pelo blanco del susto.



3. Despertador "FindesemanaTM": éste es conocido de sobra por todos. Básicamente dormir, hasta que el cuerpo te pida despertar. Si es que siempre debería de ser así...

A falta de algo mejor, he empezado a mirar en "Despertar Natural". No, no es una secta, aunque podría. Todo son ventajas. Bueno, menos el precio. Pero, ¿quién quiere seguir despertando así?



Hale, que ya llego tarde al laboratorio...




domingo, 6 de septiembre de 2009

De trivialidades, y un regalo

- Pero, si no la conozco.
- ¡Claro que la conoces!

- ¿Desde cuándo?
- Desde siempre, en tus sueños.
Amélie

De pequeña fui una niña repelente. Tanto era así, que mi juego favorito era el Trivial (pero no de niños, que en mis tiempos no había cosas de ésas), y cuando mis hermanos, a los que les gustaba el juego moderadamente lo que quiere decir que me pasaba el tiempo ¿jugamos un trivial, porfiiii? porfaporfa di que síiii sólo unooo, decidían hacer el honor, y se me ponían los ojitos de coca-cola.

A eso le llamo mi enfermedad de tener respuesta para todo. Y de saber datos inútiles, cosas absurdas, y sin aparente conexión entre sí. También llamado "complejo enciclopedia".

Con los años, fui suavizando ese rasgo. ¡Pero di con una especie de chat, en el que El Gran Trivial hacía miles de preguntas sin parar! ¡Y todas de Ciencias!


Oh Gran Trivial adorémoste...

Así sufrí un brote sin precedentes. Pero además de ello, en aquel chat, había personas (bueno, también había bots, a los que se les hacía el test de Turing correspondiente; todavía habrá alguno que charla con ellos, convencido de que es una persona). En aquella salita tuve momentos de vergüenza ajena de gloria tales como:

Pregunta Trivial:¿Bolas de alcanfor que se depositan en los armarios?
Respuesta Trivial: ----------- (1 palabra)
Biónica: antipolla

Pregunta Trivial: ¿Qué es un álamo?
Respuesta Trivial: -- -----

Biónica: un rabol

Antes de que penséis que menuda obsesa, os digo que aquella gente que había en el canal, era más rápida que Lucky Luke, así que el tiempo empleado en teclear la respuesta debía ser el mínimo posible. Y yo me ponía tan nerviosa, que hasta mis respuestas me delataban.

Durante estas competiciones para ver quién sabe más chorradas, conocí entre unas cuantas, a una personita. Así, como quien no quiere la cosa, y poco a poco, entre conversaciones descubrimos el mismo humor absurdo, y la misma visión optimista-realista (sí, somos asín de nuestras) de la vida.

Luego vino la crisis sentimental que casi compartimos a la par. Pero como es más fuerte que yo, me enseñó muchas cosas, y fue uno de los mayores apoyos que tuve . Tanto es así, que yo creo que tuvo que hacerse un trasplante de oreja (cuando me pongo, soy muy pesada).

Es empática, pero sabe desconectar, lo que es una cualidad mucho más útil que ponerse a llorar con la persona (yo soy de ésas); es muy práctica, porque la vida le ha hecho ser así; es muy inteligente, lo mismo puedes tener una conversación filosófica con ella, como puedes reírte de lo último de la Hora Chanante. Hasta el corazón lo tiene inteligente.

La gente, sin querer, le cuenta sus problemas en la vida. Algunos son muy gordos; ella también tiene los suyos, pero ellos no se dan cuenta de eso. Es muy fuerte, más que la mayoría pero también necesita que la cuiden. Lo que pasa que no se deja tan fácilmente.

Ella es una Amèlie mucho más práctica y terrenal. Y hasta se parece.


Y es mi mejor amiga

Con la sensibilidad y el detalle que la caracteriza, me ha hecho esto:




Mil gracias niña (y no sólo por el regalo). Y a ver si abres el blog de una $%&" vez, que se te echa de menos, coñe. Roto el encanto del post, hala.




jueves, 3 de septiembre de 2009

Desvelando un "Nosotros según ella (Barbijaputa)"

Estas vistas me dejan sin aliento... o bueno, lo harían si lo tuviera

La Novia Cadáver

Y dijo Barbijaputa:

"Yo cuando la leo, me sale la imagen de Helena Bonham Carter. Ya nos dirá ella si he acertado o no"

Ni que decir tiene que para una friki de todo lo relacionado con Tim Burton me ilusiona tanto-tanto que, desde entonces, busco todo atisbo de parecido (vamos que estoy desgastando todos los espejos en un ataque narcisista nunca visto en mí -mentira cochina-).


Ooooh... Qué sepsi y todo...

Biónica-mente: Ummm, quizás en esta foto me parezco así, si me pongo de lado... O no, de lado girando el cuello, y guiñando levemente el ojo, mejor... sí... ¿y si me recojo el pelo asá?... mmmno. ¡Ya está! ¡girando el cuello 35º, poniendo la boca ni mucho ni poco abierta -pero tampoco risa falsa-....... y más blablabla mental.

Finalmente, la búsqueda ha sido infructuosa... pero... he encontrado un leve parecido. Un atisbo de esperanza:



¿Qué pasa? De ilusiones también se vive...

Hala, a destripar la foto cual perros rabiosos.



miércoles, 2 de septiembre de 2009

Una nueva religión (los adoradores de San Google - Parte I)

- Dios, ayúdenos un poco, sólo un poquito.
- Tan cerca que estamos, quizás te oiga.

Armageddon

Que la Iglesia está en crisis es un hecho por todos conocido (porfavorporfavor, que no se me echen encima los fundamentalistas cristianos). Hasta aquí, una obviedad.

Pero la fe, pequeñuelos, la fe es otra cosa. Alguien dijo que la fe mueve montañas. También dicen que es ciega. De lo primero no tengo constancia (y espero no tenerla, vaya contrariedad los terremotos); pero de lo segundo, con un blog cualquiera y un análisis de las visitas, se puede constatar la confianza que deposita la humanidad en estos medios. Es ciega (mucho).

Y es que yo creo que mucha gente cuando busca esto:


Moderno, bonito y con apariencia de eficiente...


En realidad, quiere algo así como esto:


¿Moderno? ¿Bonito? ¿¿¿Eficiente???


Así que me voy a poner en papel de curilla internetero, y atender a las ovejas descarriadas que aterrizan en mi blog (y va a ser por partes, porque nunca imaginé que la gente fuera tan... gente... y tanta.). Copiado al pie de la letra. Entre paréntesis, mis aportaciones:

1. "Yo te escucho" (Yo a ti también, hijo...)

2."en boca cerrada no entran moscas pero pollas como roscas" y sus miles de variantes que no pongo para ofender (A ver, degeneraos... que aquí no es, que no puede una usar un refrán añejo, c*ñ*... qué depravación.)

3. "ana obregon tesina" (¿Cómo? ¿Tú también?... Lamentablemente, no creo que la encuentres aquí... y no, no somos biólogos como Ana Obregón. Insisto.)

4. "bionica no me escuches que no te veo" (Qué cachondo... Tus deseos son órdenes, pero no hace falta que se los pidas a San Google.)

5. "como aporrear el piano por primera vez" (¿Con delicadeza, por ejemplo?)

6. "como salir con alguien que no te hablas" (Es un problema. La verdad que aún no entiendo cómo has conseguido una cita. Pero con esta duda, el panorama, es absolutamente desolador.)

7. "como obtener un feisbuc" y sus variantes: "como optenrr la entrada a feibuc", "q es 1 feisbuc", "como salgo de feisbuc" (Me temo que sólo puedo ayudar al último. Y bueno, a los demás también. Un buen consejo quizás sería escribir bien la palabra. Es Facebook. Luego verás cómo todo sale solo...)

8. "cual es el telefono del diablo" (En serio. Cada día me dais más miedo. Lo siento, pero no lo tengo.)

9. "escucho con los audifonos al reves" (Envíame un correo con tu foto de los audífonos. Es simplemente interés audifonil. De verdad de la buena.)

10. "que hacer para que no pase el sonido" (¿Taparse los oídos, por ejemplo?, necesito que concretes más...)

11. "q pasa si tengo 2 deportaciones" (Que tienes un problema. Como mínimo.)

12. "yo estudio ingles pero no se porque no entiendo cuando escucho" (¿Y vienes a contárselo a San Google?... ya estás viendo películas en VOS... ¡andando!)

13. "me encanta la humanidad" (Vaya... gracias por lo que me toca...)

14. "la noche de los gilipollas vivientes" (¿En serio que la hay? Qué cosas... ¿y cuándo cae?)

15. "el diablo hablando por telefono" (Y dale. Esto se pone esquizoide por momentos.)

Ego te absolvum. Hale, venir diez veces a este blog y listo (o no, que para eso tenemos libre albedrío de ese).

Amén.