lunes, 28 de junio de 2010

Ecolocalización escacharrada

¿Abogado? Abogadoooo... ¿estás ahí? Abogadoooo... Sal ratita, quiero verte la colita.

El Cabo del Miedo
La casa donde vivo tiene un pasillo tan largo (pero tan largo, tan largo), que solemos hablar de las habitaciones de arriba, como si estuvieran en el Annapurna. Bueno, quizás, no, pero están muy lejos. Mucho.

Era tan largo el pasillo, que hasta me hacía un lío de dónde estaba jugando exactamente. Y no es que jugara cada vez en un sitio diferente, no. Los juguetes estaban siempre en el mismo sitio. Pero yo a veces iba a jugar al "pasillo final", en vez de al final del pasillo. Lo que tardé en comprender la diferencia...

También creía que el coco vivía en el armario del pasillo final, pero sólo de noche, y cuando estaba oscuro. La culpa era de mi abuela, que se ve que como no dejaba de dar por culo como no dormía, igual con un poco de terror en el cuerpo, lo conseguía. Y luego dicen que los cuentos de ahora son políticamente incorrectos. Gores, eso es lo que son.

"Duérmete niña, duérmete ya, que si no viene el coco, y te comerá".


No se reía la abuela ni nada, no...

Curiosamente, recuerdo imaginar el coco como éste:

Pero con dientes muy grandes. Y afilados. Sin saberlo, ya estaba pensando en Dr. Jekyll y Mr Hyde.

Nunca me han gustado los pasillos. Por dos razones: una, absolutamente chorra y otra, bastante importante.

Razón absolutamente chorra: los pasillos me dan miedo. Hay cosas. Voy encadenando las luces del pasillo, de forma que nunca quede a oscuras. Si esto sucede, empiezo a cantar. Nanananáaaah... jiji ayquémiedo...nananá lalalá... ayporfinlleguéalcuarto arf. Coronado con risitas nerviosas desde la seguridad de mi cuarto, mientras echo la vista atrás... a la oscuridad. Aishquétonta, jiji.

Razón importante: odio encontrarme en el pasillo cuando me reclaman.

-Biónicaaaaa... veeeeen (sí, podríamos necesitar un cuerno para comunicarnos de cumbre a cumbre, y eso)
(Biónica pillada en el pasillo en medio de una incursión a la nevera)
-¿Gromf? ¿Dónde estáaaaas?
-Aquíiiiiii (ya estamos...)
-¿Pero dóndeeeeee?
(Biónica haciendo tentativas para determinar de dónde procede el sonido, ¿izquierda?¿al salón? ¿derecha?¿a la habitación? ¿alguna corriente de aire delatora? Chupar el dedo índice para comprobar la dirección... calma chicha...)
-Kkasjhdkjasuyquíiiiii (clarísimo)

-Processing data... sound comes from... RIGHT.

-(Seguro que no. Siempre es al revés. A la izquierda pues. Al salón)

Craso error. Siempre es al revés de al revés de tantas veces como decidas que es al revés. Respuesta neta: me paso la vida haciendo pasillos para buscar a la gente. Menudo papelón si llego a ser Robert de Niro en el Cabo del Miedo. Como psicópata no iba a tener mucho futuro, la verdad.
Por qué no podía tener algo como lo de este chico...

Os dejo deleitaros con el video. Espero que os guste tanto como a mí:



¡Jez, esto sí que es un superpoder!

jueves, 24 de junio de 2010

Lo que pienso y tengo que soltar

- Todo el mundo sabe que no hay que hacer de retrasado total.
- ¿Qué quieres decir?
- A ver... Dustin Hoffman, "Rain man", cara y pinta de retrasado, pero no lo era. Hacía trampas a las cartas, autista sí. Retrasado no.
Luego está Tom Hanks, "Forrest Gump", lento sí, torpe tal vez, con aparatos en las piernas, pero camelarse a Nixon y ganar un campeonato de ping pong no es de retrasado.
Peter Sellers, "Bienvenido Mr. Chance", infantil sí, retrasado no. El tuyo era retrasado total macho. Eso es lo peor. ¿No te lo crees? Pregúntaselo a Sean Penn, "Yo soy Sam" ¿te acuerdas? retrasado total... y se fue de vacío.

Tropic Thunder


Primero, las imágenes. Aviso que son de ese diario que a mí me gusta tanto.




No sé para qué leo este diario. Sinceramente, me parece manipulador. Antes de pasar a los comentarios de la noticia, leed el cuerpo de la misma. Y sacad conclusiones.




Qué queréis que os diga. Me parecen absolutamente normales los comentarios. Pero vayamos troceando el asunto poco a poco.

Sin entrar en el artículo escrito, antes de leer la noticia, considero que los de la Ruta Chachi han marcado correctamente las bases de su concurso, que estipulan que hay que tener al menos un nueve de media para participar. El chaval sacó un siete, luego, tal como están las bases, se queda fuera. Esto es así, porque las bases lo indican. No hay nada mal hecho en esto.

Sucede que es un chico que con una inteligencia limitada tiene un siete de media. A pesar de que los padres se esfuerzan en recalcar este hecho, la noticia adquiere el matiz de que el chico exige que se le tenga en cuenta, porque tiene síndrome de Down y ha sacado un siete.

Personalmente, no me parece bien que hayan recurrido a un periódico para reclamar que la Ruta Chachi tenga plazas para personas con discapacidades (ojo, yo no he leído que saquen a uno de los "normales" para meter un discapacitado, si lo leéis, decidme), porque considero que los medios, son en esencia manipuladores. No se puede condensar en una noticia el esfuerzo personal del chico. Nadie, en una noticia puede ser consciente de las horas que habrá tenido que echar, las clases de apoyo y la cantidad de dinero gastado en ellas, porque nadie es consciente hasta que le toca, o lo conoce de cerca.

Opino que no es el mejor medio para dar a conocer un problema de esta envergadura. Ni mucho menos es la manera de explicarle a la gente el verdadero significado de la palabra "integración".

Integración no es lo mismo que igualdad. Significa que yo, con mis capacidades limitadas, y dando el 100% de mis capacidades mermadas (que será tu 40-50 o X%), pueda optar a un sueño común.
No quiere decir que tenga que asumir que nunca podré hacerlo. Porque entonces, hay multitud de cosas que nunca podría -ni puedo- hacer. Significa que si el costo de sacar algo especial, para que puedan disfrutar de algo que los demás si pueden, no sobrepasa unos mínimos aceptables (por ejemplo, yo nunca podré ser telefonista, ni controladora aérea... pero hasta ahí llego) es factible, e incluso deseable que puedan gozar de esta "facilidad".

Se ve como "facilidad" porque se ve desde los ojos de las capacidades intactas. Pero claro... la noticia no está para eso. Con lo cual, los comentarios son perfectamente previsibles.

Porque claro... como dijo Illuminatus en un comentario, en las sociedades de antaño, se mataba a los que nacían deformes, o se los tiraba por un precipicio... hoy queremos hacer lo mismo, en versión light, que es como, mira majo, asume que no puedes, y quédate en casa, ¿no?. ¡Ah! ¡Y ni hablar de tener blog!. Es terrible haber evolucionado tan poco.

Aunque sé que aquí la batalla está perdida de antemano, y no sirve de nada... también dejé mi comentario.



Es que si no lo digo, reviento.

Ama, ama, y ensancha el alma

- Volvamos a la habitación, te voy a hacer reír

Paris Je T'aime

Cada vez que estoy en casa de J, no puedo escribir en el blog, porque no sabe que tengo un blog porque me meto en sus sueños con el sonido de mis dedos tecleando golpeando el teclado que soy muy del norte para esto, y los convierto en pesadillas . Tac-tac-tacatác-tactác...

No sé qué soñará, pero no debe ser muy bueno.

Pero ahora que no me oye... J se está haciendo mayor, aunque yo tengo más síntomas que él, a pesar de ser diez meses más joven. Es que de pequeña he sido una redicha, y de mayor soy... una viejuna.

Me apunta la manía que estoy adquiriendo de usar frases hechas y refranes. Ya dicen, que dos que duermen en el mism... err, sí, eso.

Y contraataco con sus lapsus que me hacen morirme de risa, -¿vemos la peli de "Jodidos bastardos"?- y me recuerda lo de los refranes y los gintonics. A perro viej... eso.

Le doy charlas absurdas sobre lo importante que me parece que no se te vea pequeño al volante de un coche y que parezcas un pin y pon, ni tampoco demasiado grande que parezcas un elefante en un 600. Y por lo visto, le hace gracia mi absurdez. Y me deja ser una absurda.

De vez en cuando, me pongo en modo Wikipedia sin venir a cuento -es lo que tiene haber estudiado Bichoquímica-, o en modo Temperance Brennan, quitando el encanto a las situaciones encantadoras.



Se ríe cuando exploto de risa -es que él es más moderado para eso- con cosas que tampoco le hacen tanta gracia. Pero es que soy simple. Y me río con chorradas como ésta:


Sí, sigue haciéndome gracia

Y me llama friki-friki, cuando intento abducirle -por el momento sin demasiado éxito-, y atraerle hacia el lado oscuro de la fuerza, con un anillo para dominarle... eeemm, eso. Y no sabe hacer el signo trekkie sin separarse a sí mismo los dedos. No voy a hacer carrera de este chico. Pero le pillé viendo X-Men muy interesado... y también Sherlock Holmes... mwhahahaha.

Me hace zumos de naranja, nos reímos viendo hámsters cabreados, me dice que bufo cuando duermo (no hace falta que lo jure), es mi asesor musical, pero la única persona del mundo sin un mp3 (solventado), ha aprendido a autoprotegerse de mi torpeza movimiento natural -sus rodillas y su cara han ganado en calidad de vida-, busca mi sonrisa sabiendo que o algo pasa, o es que estoy conduciendo -soy una cara de palo, pero es que estoy concentrada-... y así podría seguir, pero mira, como que no es plan.

Hoy es su cumpleaños. Aunque quizá nunca lea esto. Como "bonus track"... nuestra canción.

lunes, 21 de junio de 2010

La única iglesia que me ilumina es la que arde

- ¿Usted que religión practica?
- Yo... el catolicismo... ¿Y usted?

- Yo nací en la comunidad judía, pero ahora practico el narcisismo.
Scoop


Bastante pez como me considero que estoy en temas religiosos aparte, es que me hacen escribir cada cosa...

Según la revelación del tercer misterio de Fátima, surgida en un contexto sin duda muy adecuado para los instigadores de la mayor y más antigua secta del mundo, el fin de la iglesia está cerca (extraído de la Wikipedia):

Especulaciones sobre el Tercer Misterio

En 1984 el entonces cardenal Joseph Ratzinger (hoy Papa Benedicto XVI) dijo que el Tercer Misterio pertenecía a "... los peligros que amenazan la fe y la vida del cristiano, y por lo tanto del mundo. Y entonces la importancia del 'novissimi' (los últimos acontecimientos a fines de tiempo)".

El obispo de Fátima, Cosme do Amaral dijo en 1984: "Su contenido concierne sólo a nuestra fe. Para identificar el [Tercer] Misterio con anuncios catastróficos o con un holocausto nuclear deberá deformar el significado del mensaje. La pérdida de la fe de un continente es peor que la aniquilación de una nación; y es verdad que esa fe disminuye continuamente en Europa."

El cardenal Mario Ciappi, teólogo papal bajo Pablo VI y Juan Pablo II escribió: "En el Tercer Secreto se predice, entre otras cosas, que la gran apostasía en la Iglesia empezará en lo alto."

El Papa Juan Pablo II contó en 1980 que sus antecesores no liberaron el secreto "por no alentar el poder del mundo comunista (je) a hacer ciertos movimientos". Criticó a las personas que desearon conocer el misterio sólo por mera curiosidad y sensacionalismo sin querer -- o sintiéndose que harían bien -- para tomar medidas en sí mismo contra el mal. Tomando un rosario él concluyó: "Aquí está el remedio contra este mal. Ore, ore, y no pida nada más. Salga todo más a la Madre de Dios."

El 11 de mayo de 2010, el Papa Benedicto XVI dijo, al viajar en avión a Portugal para cumplir una visita pastoral, que los "sufrimientos" actuales de la Iglesia por los abusos sexuales contra niños cometidos por sacerdotes forman parte de los que anunció el "tercer secreto de Fátima".[1



¿Sufrimientos? Me gustaría llamar la atención sobre todos aquellos casos de pederastia que salen a la luz estos días. Pero más especialmente, quiero hacer notar todos aquellos casos que NUNCA se denunciarán. Era costumbre que la iglesia (me niego a ponerlo en mayúsculas) acogiera en su seno a aquellos que en un principio se consideraron como no merecedores de un bautismo, bajo su tutela. Sí, me refiero a deficientes mentales, principalmente.

Y a todos aquellos que no tenían voz. O que su voz valía mucho menos para alzar un dedo acusador. Aquellos que no podían, ni pueden alcanzar a comprender lo que sucedía a su alrededor. El iceberg sumergido, que nada podrá reclamar. El silencio tentador de las víctimas. Si es que van provocando, claro que sí.

Ahora piden perdón por delitos que saben que han prescrito ya. Como si el perdón restaurara a las víctimas atropelladas por la santa madre iglesia. Como si el secretismo y la protección a sus descarriados no fuera inculpatorio. Total, las víctimas no tienen voz. Y algunos seguirán pensando que no tienen alma que salvar (eufemísticamente, "ángeles de dios").

Todos los valores con los que supuestamente predican, se antojan una farsa. Todas las preciosas palabras como, misericordia, compasión, piedad, solidaridad, quedan ensuciadas en su nombre. A la luz de todos los hechos pasados, y el daño causado a lo largo de los siglos... no hay más que leer historia... sólo produce asco y pena.

No hay perdón posible. No es tan fácil.

Esperar que alguien se muera y casi celebrarlo... sólo aceleráis la caída. Misteriosa y oportunamente revelada.



"No creo en Dios y no me hace ninguna falta. Por lo menos estoy a salvo de ser intolerante. Los ateos somos las personas más tolerantes del mundo. Un creyente fácilmente pasa a la intolerancia. En ningún momento de la historia, en ningún lugar del planeta, las religiones han servido para que los seres humanos se acerquen unos a los otros. Por el contrario, sólo han servido para separar, para quemar, para torturar. No creo en Dios, no lo necesito y además soy buena persona."

José Saramago

sábado, 12 de junio de 2010

Búsqueda del mes de junio

- La Respuesta a la Vida, el Universo y Todo es.............................. ¡Cuarenta y dos!

Guía del Autoestopista Galáctico

(En estos momentos, no estoy aquí al otro lado de sus pantallas. Esta es una entrada programada, me hallo en... God save the queen! ¡¡Voy a asistir a su fiesta de cumpleaños!!*)

La búsqueda del mes de junio se compone de un mensaje a los emos del mundo.


Sí, tú, el que estás mirando.

Alejaros de este blog, aquí no se explican técnicas para romperse las muñecas (¡30 búsquedas! con diferencia, lo más buscado... da que pensar).

Lo mismo digo para aquellos que estéis intentando pillar una baja. Aunque podéis probar a pasar rápidamente por el marco (que no a través) de una puerta. O tropezaros con una farola. No hablo desde la experiencia, eso sí. Y me refería a muñecas figuradas, hombre. Que ya no se puede ni hablar sin que le tergiversen a uno. Vale, el título no era muy afortunado, ejem.




La segunda parte de la búsqueda, es un descubrimiento de mi amigo El Sombrerero. Si ponéis estaa frase en Google, y pulsas "Voy a tener suerte", el blog aparece el primero. Qué triste. Era un sonajero y ahora esto.
Las dos búsquedas son parte de nuestro experimento. A día de hoy todavía no ha venido nadie porque se le abracen al pito (¿alguna nueva especie de koala, quizás?).


Arg, ¿para qué habré pensado nada?

Y esto ha sido todo por el mes de junio.

*Soy una republicana que va a examinar el dispendio que van a hacer. Eso.

viernes, 11 de junio de 2010

Echo, no es la sordera

Anarquía significa sin líderes, no sin orden.

V de Vendetta

(Idea original aquí; recomendable leérselo antes. No surge como una réplica. Sino como un complemento. Y también para sacar el momento friki, para qué engañarnos)

Sales con alguien. Qué bien, es alguien que jamás habrías imaginado que se llegara a fijar en ti. Es un líder, es atractivo, la gente le presta atención... para ti, que has sido el último colín de la clase, que has perfeccionado el arte del mimetismo, el batería de un grupo de rock, Bob, el actor secundario, el que escucha en silencio dentro del grupo... te sientes como si de repente fueras iluminado con un foco bien grande. Y pasas a ser el personaje central.



Pero no, algo no anda bien. Tú no deberías estar ahí, y lo sabes. Eres un fraude, eres poca cosa para el líder de la clase, se va a dar cuenta de que todo es un engaño... pero, coño, ¿la primera vez que te toca el gordo, y lo vas a dejar escapar?

Por supuesto que no.

Y entonces, sí que te ha tocado el gordo, de verdad. Cuando descubres que aguantas cosas que jamás pensaste que aguantarías.
Cabizbaja soportas que no le guste tu forma de hablar.
Resignada soportas que te diga que le gustaría que vistieras más sepsi.
Un poco más pequeña te muerdes la lengua porque no llegue la sangre al río. Aunque te esté pisando la cabeza.
Mendigando haces más de lo recomendable para que sea feliz contigo... ser el mejor felpudo del mundo. Que no se diga.
Que seas torpe, que no hagas nada a derechas, pero que aún así te quiera. Qué bien, te haces más pequeña. ¡Pero te quiere el líder!
Que te insulte, pero claro, es el momento, es el impulso, es un atenuante claro... ¡pero te quiere!
Que el poco aprecio por ajenos al propio ombligo llegue a ser un auténtico lifestyle, con representantes familiares incluidos, a excepción de una sufrida madre más perdida que un pulpo en un garaje. A todo se aprende en esta vida.

Although with great potential, deafness gives Maya Lopez (Echo) great drawbacks. Her absolute reliance on visual cues renders her helpless in the dark, and her ability to communicate by reading lips prevents her from taking oral commands and communicating with people who are wearing masks or are not in direct visual contact; when she initially met the Avengers, Captain America had to repeat all of Iron Man's questions for her.



Echo, levántate. No es la sordera, eres tú.

PS: Todos los personajes son ficticios, y por tanto, cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.

PS2: Para todas las chicas y mujeres que se hayan visto en algo así.

¿Jiji, a que nunca habíais visto un superhéroe sordo?

jueves, 10 de junio de 2010

My name is Honesty

- ¿Te doy la impresión de ser falsamente amable?
- No, ni siquiera me parece usted amable.

Cadena de favores
Cuando un buen día, llegas a tu trabajo, y te encuentras que ha llegado un compañero nuevo. Lo que no sabes es que, con él, llegarán las ganas de marcharte y que le den por culo a todo.

Cuando crees que conoces a tus jefes, cuando estás contento, porque parece que "no te putean", como parece ser la tónica general cuando hablamos de ciencia, y más de becarios de mierda.

Cuando, un buen día, después de casi cinco años, resulta que te sobra material de tesis, y se decide que tu nuevo compañero se hará cargo de los datos. Cuando te parece bien que vaya contigo en la autoría. Porque algo ha aportado.

Cuando de repente, en una mesa se habla de que tu compañero lleve el resumen a un congreso de importancia menor. Que lo traduzca, y se ponga como primer autor. De tu trabajo. Pasas a ser coautor, y segundo. Nadie te dice nada mirando a los ojos directamente; sólo se habla una vez, no se insiste sobre el tema. Y así se hace.

Cuando tu compañero se apropia del trabajo, corriendo un estúpido velo sobre lo que hace o deja de hacer. Cuando ni siquiera te pregunta nada sobre tu trabajo de tantos años. Cuando parece que aparentemente está en desacuerdo, pero opta por no decir nada. Cuando soportas la absurdez de comentarios como "Yo tengo muchas más tablas" "Yo no puedo recortar, todo es importante" "Yo no he copiado nada". Cuando soportas la soberbia de su declaración sobre las horas que ha metido con ese trabajo. Es tu trabajo, pero ya nadie se acuerda. Cuando aprendes que los datos otorgan propiedades intelectuales.

Cuando además parece que no te debes enfadar. Porque se habló, ¿no te acuerdas?. Y resulta que el malentendido es tuyo. Cuando se te insinúa que podría volver a repetirse el "error" de meter a una persona que no ha colaborado, y que luego te quejes. Justamente porque es la única que va a Zululandia, y alguien tiene que defender ese otro trabajo. Porque claro, la otra vez estaba todo muy claro, y resulta que no fue un malentendido. Te quejaste porque quisiste.

Cuando tu jefe tiene talante. Tanto que trata a todos por igual, a pesar de estar a la vista de que no hay igualdad. A pesar de crear más desigualdad. Porque el talante y la paciencia es lo primero. Pero la justicia, no. Porque para animar y apoyar a otros hay que comentar defectos particulares como comunes. Porque es más democrático. Y hay que solidarizarse con los errores de los otros. Aunque tú no los tengas, o los tengas en menor grado por aquello de la experiencia.

Estoy muy harta y decepcionada. Sólo pienso tirar para adelante y acabar cuanto antes con la tesis. La cuenta atrás ha comenzado.

A la mierda con la ciencia, y todo lo que se le parezca.

Que le den por culo a todo.

(Y perdón por la tristeza)

martes, 8 de junio de 2010

Cinco cosas sobre mí


—Existe una palabra llamada intimidad.
—Eso lo dice una que se pone un sello en el culo y lo llama bañador.

En sus zapatos

1. Durante muchos años tuve ansiedad. Vomitaba todos los días antes de ir al colegio, en la misma acera; más tarde vomitaba en el colegio, todos los días a la misma hora. Luego, de mayor, vomitaba cuando iba de fiesta, porque no podía asimilar la idea de conocer a cualquier extraño, en un sitio tan lleno de ruido y tener que explicarle que soy sorda. Claro que mucha gente pensaba que me pasaba borracha todos los fines de semana.
Ahora el único reflejo que queda de los años de ansiedad está en mis dedos pulgares. Me los pelo y mondo con paciencia, y a veces sin querer me hago sangre.

Pero ahora sólo lo hago cuando J no mira...

2. Sólo tengo una cicatriz. Una vez, hubo un gran incendio en los montes de mi pueblo que ya no aparece en los mapas (pero no por el incendio). Mi hermana P. me bajó a la casa, conmigo a cuestas, y subiendo las escaleras, caímos las dos. Recuerdo a mi abuela curándome con agua oxigenada y riñéndome por llorar e intentar quitarle la mano.


Mi abuela, de la que heredamos la risa escandalosa, y que cuando se reía se agitaba entera como el mar, a veces, tal era el ataque, que lloraba de la risa.
Y que me curó la cicatriz que adorna mi mano (que casi no se ve en la foto).


3. Tengo dos tatuajes que no están a la vista, y poca gente conoce. El primero, me lo regaló mi hermana P. El segundo, es el más significativo para mí. Contiene la mejor herencia de mi padre, y la coronación del peón es un tema central en el tatuaje.

Foto autodestruida.

4. Nunca canto. Me da vergüenza cantar. Pero a veces me relajo y tarareo un poco, muy muy bajito. La canción del aceite Carbonell, por ejemplo. Que es muy facilita.

5. Soy la menor de cuatro hermanos. Vine sin avisar, y sin planificar. La mayoría querían que fuera niño, pero ganó mi padre, que quería niña. Y no, ser de familia numerosa no me ha servido para quitarme la manía de cerrarme la puerta hasta para peinarme. Cuando era pequeña, leía y leía tanto, y me abstraía de tal manera que se me olvidaba levantarme del WC podía estar una hora, hasta que me daba cuenta de que se me estaba quedando el culo frío. Y un solo WC en una casa de seis personas... era poco menos que declararlo deporte de riesgo.

lunes, 7 de junio de 2010

Cuentos para no dormir: La malvada bruja del oeste

Hubo un tiempo en que el mundo estaba sumido en la oscuridad.
Un tiempo de brujería y sortilegio. Un tiempo en que nadie hacia frente al mal...

Solomon Kane
En realidad no soy un ser dulce como especulan por ahí. Tengo testigos que pueden dar fe, de que en realidad tengo la cara verde aceituna, una buena pinocha documentada gráficamente me falta la verruga, y entre mis especialidades, me dedico a hacer sufrir a pobres becarios.

A la brasa están muy ricos.



La malvada bruja del oeste, velaba por la seguridad de ¡Ohgranprotocolo!, y luchaba contra la utilización indebida del material de laboratorio. ¡Ohgranprotocolo! a menudo se veía amenazado y probado por el pobre becario que discutía con las máquinas, aliadas a su vez, de ¡Ohgranprotocolo!.

Para colmo, la malvada bruja del oeste, tenía entre sus acólitos al resto del séquito poblador del laboratorio, que parecían seguir el código escrito y no escrito de ¡Ohgranprotocolo!. Lo que le despistaba mucho al pobre becario... porque si no estaba escrito en alguna parte... ¡él no era adivino!--> Ni tampoco tenía el sentido común que podría salvarle en aquel proceloso laboratorio de Satanás.

La malvada bruja del oeste tenía como fin atormentar al pobre becario que osó utilizar carísimas asas calibradas de un solo uso como si fueran unos simples palitos de chupa-chups...

La malvad... sí, eso, fue muy asertiva explicando por qué no podía usar miles y miles de palitos de plástico para lo que se antojara, y hasta parecía que era un ser bueno... y comprensivo... y conciliador...


Hasta que el pobre becario, harto de seguir las amables y asertivas indicaciones de la malvada bruja del oeste:

-Es que yo siempre lo he hecho así...¡¡y de esta forma, tardo mucho más!!

(Ni que hubiera hecho el camino de Santiago de rodillas)

En contra de todo pronóstico, la malvada bruja del oeste, no implosionó. Se empeñó, en la ardua tarea de explicarle al rebelde pobre becario el por qué de las cosas. Con el manual didáctico de Barrio Sésamo en la garra.

Dos días más tarde, el pobre becario, en circunstancias aparentemente misteriosas, decidió hacer caso omiso de esta norma no escrita. Si total, no está escrita. Y además, así tarda mucho menos.

Entonces la malvada bruja del oeste implosionó. Pero para adentro, porque todavía está estupefacta ante tamaña muestra de, no se sabe muy bien qué. Y también, porque a la malvada bruja del oeste no le viene bien mucha publicidad negativa.

Aunque ahora come becarios.

(Si en el fondo soy un flanín. No sé por qué quieren verme así. Gñi.)


Continuará...

domingo, 6 de junio de 2010

Processing data... OK

El hombre todavía puede apagar el ordenador. Sin embargo, tendremos que esforzarnos mucho para conservar este privilegio.

J. Weizembaum
Pensaríais que estaba con la carta de ajuste...



Pero no, es que estoy tan atareada como el chino de las llaves de Matrix. Sólo me falta el cuartito pequeño y oscuro. Y que me libere Neo, claro.



Microsoft Excel me ha secuestrado.


Pero tranquilos, ya tengo la llave. Próximamente en sus pantallas...

(Ohnomierda... ahi viene el jefe con otro nuevo congreso... otra comunicación... ¡no! ¡más datos no!)

Salgo especialmente favorecida en esta pose...